jueves, 30 de noviembre de 2006

¡¡¡ FELIZ PRIMER ANIVERSARIO!!!

Cómo pasa el tiempo. Parece que fue el otro día cuando comenzaron mis tribulaciones sobre mi marcha a Madrid, y ya ha transcurrido un año desde que se creó "Pepe, vente pa Madriz" y se redactó el primer post.
Durante este año han sucedido muchas cosas en el blog, que evolucionó desde un rincón personal para hacerme olvidar los momentos de soledad en una ciudad extraña, hasta convertirse en lo que es ahora: un recopilador de observaciones parciales sobre aspectos puntuales de lo más extravagantes. El mundo de los locos japoneses (que mira que da cuerda...), la música de los gloriosos años 80 españoles, la telenostalgia, el humor más bizarro. También ha habido un hueco para experiencias y aportes personales, como "Guau, el podenco filósofo" o los "Post-viaje a Japón"... durante 282 posts no he pretendido otra cosa más que divertirme, y al mismo tiempo entreteneros. No puedo tampoco olvidar a mis dos hermanas pequeñas, "La ciudad del viento" y "Blog de McBeal", consecuencias directas de "Pepe...". Espero que podamos celebrar pronto el primer cumpleaños de ambas.
Muchas gracias a los que visitáis fielmente a "Pepe...", me emociona que os guste y lo disfrutéis tanto como yo. También gracias a aquellos que habéis colaborado facilitándome algún link gracioso o con vuestros comentarios. Espero que sirvan para mejorar el blog y que todos lo podáis ver.
No sabía qué hacer de especial en este post tan especial, así que se me ocurrió hacer un pequeño refrito de los vídeos que más fuerza han inspirado en este modesto blog: ahí os va el "oaby's Guasing Machine"

CARA A
Bianca Ryan en "America's Got Talent"
Leonardo Dantés "Tiene nombres Mil"
Rip Slyme "Galaxy"
JTV "Bebé foca"
Barrio Sésamo "Mana Mana"
Pepe Vente pa Madriz "Traedlos Vivos"
JTV "Bofetadas en la Biblioteca"
El Wii Baile
Chemistry "Now or Never"
Frikis de la naturaleza "El ave lira"
La vida de Brian "Stan o Loretta"
Korean Girls "Karaoke Madness"
Robbie Williams "Rock DJ"
Popeye contra los japoneses

CARA B
Manolo Escobar, el fumeta
HG Razor Ramon "Young Man"
JTV "Clases de ingles"
Deliverance "Duelling Banjos"
Locomia "Locomia"
JTV "Momusu vs Varano"
Iron Maiden & Conan "Run to the hills"
Más falso que un bebé judío
TM Revolution "Der Freischutz"
JTV "Yuuka en SuperJockey"
"We're geeks!"
Las mamachicho
"¿Cómo se llama? Se llama Linux"
Gomaespuma "Gomaespuminglis"

Todos son links a Youtube, si incrusto los vídeos os puedo volver loca la máquina.

lunes, 27 de noviembre de 2006

Post-viaje a Japón (X): las revistas para adultos

El año pasado adquirí en el aeropuerto de Kansai un ejemplar de una revista para adultos con alto contenido erótico, la Asahi geinou (アサヒ芸能). A los múltiples pictoriales de señoritas en poses obscenas y provocativas con escasez de indumentaria los acompañaba artículos sobre satisfacción sexual a la pareja, escándalos de famosos o políticos descubiertos "con las manos en la masa" o las fantasías sexuales de modelos y actrices conocidas. Una joyita, vamos.
Tras mis anteriores posts acerca de lo que se considera legal o ilegal en el mundo erótico nipón o sobre la depilación del vello púbico en las féminas japonesas, es posible que opinéis que esas revistas estaban ocultas o inaccesibles por el peligro que puede suponer la visualización de algún elemento erótico a la vista de un menor. Se puede llegar a deducir con facilidad que un pais que reprime socialmente ciertas prácticas consideradas impúdicas o de reprobable moral (como la prostitución, que es ilegal pero con puertas de atrás) y que al mismo tiempo oferta a nivel comercial un sinfín de artículos y alternativas para el disfrute y el placer sexual, siga un comportamiento también contradictorio en este aspecto.
En el papel, efectivamente es así. Por ejemplo, las portadas de estas publicaciones son más bien modestas: en ocasiones aparece alguna modelo en traje de baño pero lo más corriente es un medio cuerpo con una sonrisa amable e inocente, nada lasciva. Una ojeada al interior nos puede dar una idea más clara del target de la revista: hombres adultos, generalmente mayores (lo deduzco por los numerosos anuncios de crecepelo). Lo más destacable es que los reportajes fotográficos más atrevidos aparecen sellados: las hojas inicial y final están unidas en el borde de la hoja, cerrando todos los desnudos y poses más sicalípticas a ojos no deseados.
Cuando lo vi, pensé que se trataba de una protección para los menores. Por ley, debería ser así, pero este año volví a adquirir dos ejemplares más, de otras publicaciones de similar temática. Efectivamente, las páginas extremas de los pictoriales de modelos encierran todo el reportaje, pero también hay algunas fotografías de desnudos integrales (siempre con todo el chapapote velludo, eso no cambia) en páginas completamente visibles. ¿Dónde está la protección? Está claro que en ningún lado.
Deducción personal: ese sellado de páginas no es para proteger contra los menores, sino para que aquellos que piensen que los kioskos son bibliotecas, les pique la curiosidad (y alguna que otra cosa) y acaben adquiriendo un ejemplar con tal de disfrutar del interior. Buena técnica de venta: siempre es mejor insinuar (o calentar) que mostrar directamente.

jueves, 23 de noviembre de 2006

Diga patata


Una intrigante cuestión me atraviesa la mente... ¿Para qué usaba el móvil?
Hallado en pya.cc

martes, 21 de noviembre de 2006

Los Petersellers: "Soy Escandinavo"



Telenostalgia(XVII): " Disco Chino "... y Los Petersellers

Algunos aún recordamos al Dr. Rodríguez de la Fuente como el "Amigo Félix", o a la gallina Cocouaua (no confundir con su congénere la ponedora gallina Turuleta)... todo gracias a un singular dúo de la transición española, formado por una niñita con peinado de Cleopatra y voz de pito (que ahora pertenece al gremio informático y ha hecho lo mejor que se puede hacer cuando eres famoso y no superas los catorce años: desaparecer del mapa) y un veinteañero que ahora es cutre-tertuliano de la prensa amarilla chunga y del famoseo: Enrique del Pozo (que ya podría haber hecho como Sadako y quedarse dentro de él).
Una de las piezas más bizarras de "Enrique y Ana" era precisamente el "Disco Chino". Esta canción la he podido revivir gracias a la memoria freshquíshima de mi amiga Xunilzita y al cuarteto de rock bizarrero "Los Petersellers", que una de sus múltiples versiones prestaron atención a esta genial pieza:

Los Petersellers son un grupo que ya conocía de hacía varios años, por su versión de la melodía del opening de "Mazinger Z". Los que no lo conozcáis, sabed que se dedican a dar conciertos y a producir sus propios discos, fomentan su intercambio por Internet y se vuelven locos pidiendo permisos a los propietarios de las canciones originales que versionan, de forma un poco bastarda, aplicándoles una letra personal muy original. Ejemplos como el de "Indeleble" (en lugar de In The Navy, de Village People), "Nikki Lauda" (en lugar de Lady Laura, de Roberto Carlos), "Manolo es Gay" (en lugar de Enola Gay, de OMD), "Deja de beber" (por Love is the Air, de John Paul Young) o el "Homenaje a Los Ramones" (en lugar de "La Ramona", de Fernando Esteso)... y por supuesto, el "Super Disco Chino", aparte de muchas otras piezas originales suyas.
A raíz de un concierto que dieron hace ya casi dos meses en un local de aquí de Madriz, comencé a interesarme de forma especial y me bajé los álbumes que había por ahí compartidos. El concierto fue genial, un ambiente estupendo y una especial onda y comunión entre el grupo y el público. Es una pena y una suerte, al mismo tiempo, que este grupo haya tenido tan serias dificultades para abrirse hueco en el mundo de la música española. De esta forma se mantienen fieles a sus principios, sin adulterar por las campañas comerciales ni el mundo voraz de las ventas discográficas. Realmente disfrutan haciendo lo que quieren hacer: dar conciertos de calidad, cachondos, irreverentes y comunicadores del buen rollo.

La letra del "Super Disco Chino"
(la censurada, la que yo he escuchado en el álbum):
Pica-pica, pica-pica-pica
Pica-pica, pica-pica-pica

Un demonio del oliente,
llamado Pim-Pam-Pum, el filipino
me enseño su glan secleto,
supel-alucine chino.

Ha llegado un calgamento de juguetes filipinos
en un barco de Tailandia pilotado por un chino
como paso de liarme porque soy un tio muy pendo
he quedao con chulín, que es el chulo de la disco.

Disco-disco, chino-chino, fino...filipino

Pica-pica, pica-pica-pica
Pica-pica, pica-pica-pica

Si te abulen los depoltes, si te abulen los amigos
no seas tonto, no te abulas
comete un lollito chino.

Cuando me he puesto amarillo de jugar
tanto a los chinos
la muralla de Pekin parece un Exin castillos.
Mono es lo que tengo cuando tengo mucho frio,
Mono es mi signo en el horóscopo chino.

Disco-disco, chino-chino, fino...filipino

La versión sin censurar:
(pincha en la imagen para verlo más grande)

martes, 14 de noviembre de 2006

Leonardo Dantés:"Tiene nombres mil "




Visto en Otomano

Post-viaje a Japón (IX): Cagarrutas de ciervo, fun fun fun!

¿Os acordáis cuando os hablé acerca de un postre de Nara (antigua capital nipona) llamado el moco de Buda? Pues esto va un poco de lo mismo, pero con una escatología aún mayor.
El templo Todaiji de Nara es un santuario dedicado a los ciervos. El lugar está lleno de ciervos. Y cuando digo lleno, no me refiero a dos o tres bambis en un recinto cerrado. Los ciervos acampan a sus anchas por los caminos, dentro del recinto. Alentados por la gran afluencia de turistas que visitan el lugar (por cierto, es impresionante), los ciervos se acercan a ellos mendigando comida. Concretamente una especie de galleta que les gusta hasta el punto de ser realmente pesados por conseguirla. Hay puestos de venta alrededor del recinto donde te venden estas "galletas para ciervos" (shika sembei, 鹿せんべい). El año pasado las compré, pero tras la desagradable experiencia de ser rodeado, empujado, mordido, perseguido y embestido por un grupo de cinco o seis ciervas que pretendía conseguir de cualquier forma semejante golosina artiodáctila, este año decidí limitarme a ver cómo lo hacían los demás. El lugar estaba lleno de visitas escolares, y era gracioso ver a los estudiantes correteando perseguidos por los ciervos buscando galletas. Como es previsible, a los machos les sierran los cuernos.
Como podréis imaginar, en el suelo se podía adivinar la presencia de estos animales. A pesar de los esfuerzos aplicados por los miembros de mantenimiento del lugar, era imposible evitar la copiosa presencia de heces de ciervo, semejantes a conguitos. El hecho en sí no sería tan notorio de no ser por una mente japonesa, inminentemente comercial, que aprovechó el sentido publicitario de la mierda de ciervo para idear una golosina llamada precisamente "Cagarrutas de ciervo" (shika no fun, 鹿のふん). El año pasado me resistí a comprar los mocos, este año compré las dos cosas.
Las cagarrutas de ciervo son unas pequeñas bolas de masa de arroz mezclada con un poco de cacao, tostadas, con un trocito de nori (alga negra seca, como la que se emplea en el sushi) en cuyo interior alberga un cacahuete (advertencia, chiste malo: ¿qué mejor que meter dentro que un CACAhuete?). La verdad es que son un vicio: una vez empiezas a comerlas, no puedes parar. Una cierta tristeza me invadió cuando comí la última cagarruta.
¡El año que viene compro dos bolsas! Por supuesto, compré el Katochan del lugar:

martes, 7 de noviembre de 2006

Diga patata

Ciertos casos de piromanía deberían ser premiados...


Hallado en pya.cc

lunes, 6 de noviembre de 2006

Las japonesas y el "bello" vello púbico

La raza nipona es una de las menos velludas que existe, sin distinción de sexos. De hecho, el que un varón tenga el pecho lleno de pelo se considera un exotismo, no obstante desagradable para la mayor parte del colectivo femenino, según me contaron las japonesas prefieren la piel desnuda, carente de vello. Siempre me había creído a pies juntillas aquella frase de 007 - Sólo se vive dos veces, en la que el jefecillo japonés le cuenta a Bond (James Bond) que a las japonesas les parecía fascinante y sumamente atractivo el pelo en el pecho de un hombre, desgracia para los japoneses que disfrutaban de un pecho peladito. Cruel realidad la que me informó de lo contrario.

Pero pasando un poco de los hombres, vayamos con las mujeres. Tal y como dictan los cánones de belleza femenina, las japonesas son en comparación con las europeas (portuguesas inclusive) muy poco velludas. Cuidan escrupulosamente de que el pelo no se desarrolle sin control en las zonas estratégicas donde este crecimiento es mayor... excepto en el área genital. Muchas occidentales que se van a bañar a los onsen (baños públicos de aguas termales) lo flipan cuando observan cómo semejantes criaturas con cuerpo de niñas impúberes y rasgos de porcelana disfrutan de una soberana y copiosa mata entre las piernas. ¿Alguien sabe el por qué? Me parece curioso que un pueblo que cultiva el culto a la higiene personal (más aún tratándose de mujeres) desde tiempos inmemoriales, ejerza semejante dejadez.

Yo he ideado la siguiente hipótesis, a ver si os convence. En Japón la industria pornográfica es una de las más desarrolladas del mundo. Miles de publicaciones, vídeos, artículos, servicios directos... se ofrecen para el disfrute sexual, sobre todo masculino. En un pueblo tan tímido y donde las relaciones personales son tan lejanas y frías comparadas con las mediterráneas o latinas, estos servicios y productos cumplen una labor muy importante. Por ley, está prohibido mostrar explícitamente los genitales en las publicaciones japonesas del género (revistas de fotografías, películas, comics...), así que las modelos eróticas o pornográficas japonesas no pueden enseñar los labios vaginales o el clítoris: si en alguna fotografía se pudiera llegar a distinguir alguna de estas partes, deben ser pixelizadas, volver borrosas o taparlas. Por eso las modelos y las actrices de material erótico o pornográfico no se depilan el sexo. Los hombres se han ido acostumbrando a ver y fantasear con estas modelos amantes de las zonas boscosas, hasta el punto de que hay muchos fetichistas del vello, ya no sólo pubiano. En consecuencia, con el fin de resultar sexualmente más apetecibles a los hombres (y muy posiblemente por petición directa de sus compañeros de cópula), las mujeres no se afeitan el pubis, sana e higiénica costumbre que tan de moda se ha puesto en todo Occidente desde hace unos años.

Todo esto os lo comento no porque esté muy salido (que también), sino porque curioseando por pya.cc (esta web es una mina) encontré la referencia hacia un site erótico donde se exponen (previo pago) películas y fotografías de modelos japonesas debidamente depiladas en sus partes fermosas. Niños y jóvenes menores de 18 años, no pinchéis aquí: Mumo Sengen. Curiosamente, parece estar más dirigida a occidentales que a japoneses... De paso, aprovecho para contaros esta otra faceta del Japón contemporáneo. ¡Todo es educativo!

También te puede interesar:

jueves, 2 de noviembre de 2006

Telenostalgia (XVI): "El profesor Poopsnaggle"

La continuación de "El Valle Secreto", con máxima representación española en la figura de Jose María Caffarel. Recuerdo que el chaval de gafas tenía un abuelo que era un gran inventor o científico, y con un aparato que modificaba la voz podía hacerse pasar por él (cuando éste murió).




Aunque el opening era baboso a más no poder, la serie era entretenida... buscando salamandras. Por cierto, creo que reciclaron a la misma chica oriental que había aparecido en "El Valle Secreto".

miércoles, 1 de noviembre de 2006

Diga patata


Hallado en pya.cc

Telenostalgia (XV): "Chocky"

O la serie del mal rollo. Aparte de que compartía el mismo inicio que El show de Bennie Hill (con el edificio ese que se reflejaba... que cuando aprendí inglés comprendí que se trataba de la productora "Thames"), recuerdo que era algo así como una inteligencia extraterrestre que tan sólo se comunicaba con un chaval, y provocaba en él un comportamiento enigmático y extrañamente sobresaliente. Algo que no escapa a algunos miembros oscuros del gobierno, interesados en los poderes que les pudiera proporcionar. ¿Cómo podía dejar semejante mal cuerpo una serie que tenía un argumento tan manido?



Basada en la novela homónima de John Wyndham, "Chocky" tuvo una secuela que no tuvo mucho éxito en nuestro país. Sin embargo, el misterio que emanaba de ella nos sumía en un adictivo ensimismamiento. Una serie que habrá envejecido mal, pero seguramente siga induciendo algo de mal rollo en todo el que la viere.